Técnica de estudio Pomodoro.

¿QUÉ ÉS LA TECNICA POMODORO?

Es un método de gestión del tiempo que sirve para multitud de propósitos en los estudios o trabajo.

Para mucha gente, la ansiedad de saberse con muchas tareas pendientes les agobia o bloquea. Otras veces es la simple pereza la que les vence.

Para mucha gente, la ansiedad de saberse con muchas tareas pendientes les agobia o bloquea. Otras veces es la simple pereza la que les vence. Necesitarás controlar el tiempo y anotar tus avances.

Reglas del Pomodoro:

 Un Pomodoro son 25 minutos de trabajo ininterrumpido, seguido de 5 minutos de descanso. 

  • Tras cuatro Pomodoros (un hora), hay una pausa de 15 a 30 minutos 
  • No se puede dividir un Pomodoro en periodos más pequeños (no hay medios Pomodoros) 
  • Empezar un Pomodoro exige acabarlo, completando 25 minutos de trabajo ininterrumpido. Si no, no vale. 
  • Las tareas simples se pueden agrupar para llenar un Pomodoro (25 minutos) 
  • Si acabas una tarea y aún te sobra tiempo, repasa que esté bien hecha y comienza la siguiente. 
  • Hay que apuntar los logros y avances tras cada Pomodoro (márcalo en la hoja)  El próximo Pomodoro será aun más productivo J

¿Cómo apuntar las tareas y avances?

Cada hoja contiene la lista de tareas pendientes, donde solo debes apuntar tareas que pueden ser hechas HOY. Por ejemplo: ‘Apuntarme a la autoescuela’ (hoy) en vez de ‘sacarme el carnet de conducir’ (algún día)

Lo que no pueden ser hecho HOY y las cosas nuevas que se te ocurran (incluidas las que sean distracciones), apuntalas en la parte de abajo de la hoja: Te servirá de recordatorio y te ayudará a planificar las próximas tareas.

Al lado de las tareas, haz una columna para marcar el avance: Escribe una X para cada Pomodoro dedicado a esa tarea, de modo que si dedicas una hora a una tarea, tendrás X X X X . Cuando finalices la tarea, márcala con un OK y pasa a la siguiente.

Al final del día verás cuanto tiempo has dedicado a cada cosa. Y cuantas cosas están acabadas. Recuerda que con la práctica se va mejorando los resultados. Si hoy no ha salido muy bien, mañana te irá mejor.

Las dos claves son: La constancia y acabar con lo empezado (no dejar el Pomodoro a medias). Un truco: Comenzar por lo más rápido siempre anima, pues obtenemos en seguida los primeros resultados positivos. A esto se le llama quick-wins.

Os dejamos una app para Chrome, con ella podréis tener vuestro cronómetro “Pomodoro” https://chrome.google.com/webstore/detail/moosti/pdkkfpnoobbihpjbophkgcibemmmidhk

Comparte: