Técnicas de estudio

Hoy queremos ofreceros algunas técnicas de estudio que esperamos os puedan ayudar en vuestra preparación de la oposición.


Seguro que muchas veces te has preguntado si hay alguna técnica de estudio o cual podrías elegir para mejorar. Antes de nada hablamos de las ventajas de poner en práctica estas técnicas:

  • Son procesos que se pueden aplicar de forma sencilla en tu estudio diario.
  • ¡Dan resultado! Cuando las incorpores a tu método verás que funcionan.
  • Optimizan tu estudio, al precisar menos tiempo para memorizar los temas.
  • Te ayudarán a reducir el estrés cuando no sabes cómo comenzar a preparar una oposición.
  • Irás adquiriendo más agilidad y capacidad mental a la hora de recordar lo que has estudiado.
  • Podrás organizar mejor tu jornada de estudio y conocer el tiempo que debes dedicarle a cada tema.
  • Sacarás ventaja a los otros opositores

Técnicas de memoria:

1. Leer

Puedes empezar haciendo dos lecturas de un mismo tema. Una primera que te servirá de toma de contacto con la materia y así podrás conocer cuánto tiempo te puede llevar aprenderla. Finaliza con una segunda lectura en mayor profundidad.

2. Subrayar

Un clásico donde los haya, pero de vital importancia porque te ayudará a fijar conceptos. Se trata de resaltar las ideas principales. Si aceptas un consejo, mejor hazlo en palabras clave que en frases enteras.

3. Esquematizar

Puedes organizar las ideas que anteriormente has leído y comprendido, de forma que puedas relacionarlas, y por tanto, te facilite que las retengas en tu memoria. ¿Una recomendación? Hazlo en una hoja grande que te permita ver todo el tema de un vistazo.

4. Resumir

Utiliza tus propias palabras para sintetizar en pocas palabras el tema de estudio. Si tu oposición contiene exámenes de desarrollo, esta técnica es infalible.

5. Repetir

Repite en voz alta el tema que has estudiado o si lo prefieres, escríbelo en una hoja. Te recomendamos mirar el esquema o el tema solo si te quedas atascado sin poder seguir, pero intenta hacerlo de memoria sin mirarlos.

6. Repasar

Es una técnica que comprende a todas las demás. Para repasar lo mejor es que leas las palabras subrayadas, completes el esquema , ojees el resumen… Se trata de que refresques lo que has aprendido. ¡Ojo! No le dediques más de 30 minutos.

7. Acrónimos y frases de memoria

Une las iniciales o primeras sílabas de las palabras que tienes que memorizar para formar una nueva palabra que te servirá para recordarlas. En el caso de las oposiciones se usan mucho para recordar los nombres de las leyes: LOCE, LOGSE….

8. Historias

Invéntate una historia en la que aparezcan los conceptos, frases, palabras… que tengas que memorizar. Por absurda que te parezca la historia resultante, ¡funciona!.


En conclusión, si vas a presentarte a una oposición necesitarás tener presentes estas técnicas de estudio para oposiciones que te hemos resumido anteriormente.

Pero recuerda que estas son solo herramientas que queremos compartir contigo para ayudarte a conseguir tu propósito. Nada es posible sin tu esfuerzo para ponerlas en práctica y un buen material de estudio que te acompañe. ¡Convéncete y elige aquellas más fáciles de utilizar!

Si aún no tienes el temario de tu oposición, puedes ver nuestra oferta de formación en nuestra web Oposiciones Jaén, o en www.opositas.com

 

Comparte: